Solo podía salir una boda así de la unión de dos personitas como César y Lucia.