A nosotras no nos gusta salir a “hacer fotos”, a nosotras nos gusta contar historias, como la de María y Jorge.

El lugar elegido fue el barrio de El Carmen, una sesión preboda informal y divertida como ésta es la mejor forma de perder ese miedo a la cámara, de mostraros tal y como sois, y sobretodo de conocernos un poco más.

Siempre decimos que una de las cosas más importantes a la hora de contratar tu fotógrafo de bodas, es el primer contacto en el estudio, conseguir ese feeling inicial en la primera cita con nosotras es vital para saber que buscáis, para conocer vuestra história y empezar a contarla.

Gracias pareja!  🙂

 

Estudio Tandem