¿Cómo te gustarían que fueran tus invitaciones de boda?

¿Eres de los que crees que las invitaciones de boda son un elemento a tener en cuenta? Nosotras pensamos que, si las invitaciones de boda no fueran importantes, todos nos limitaríamos a invitar a nuestros invitados a través de correo electrónico o whatsapp ¿no crees?

No hay nunca que olvidar que el primer contacto que tendrán vuestros invitados con uno de los días más importantes de vuestra vida será precisamente a través de las invitaciones de boda. Podríamos decir que será como vuestra “carta de presentación”.

Además, las invitaciones de bodas son el punto de partida del diseño de una boda. A partir de aquí definiréis colores, estilos, formatos… que condicionarán el resto de elementos de papelería de vuestra boda e incluso la decoración y estilo de la misma.

No todos los días se invita a la gente que más quieres a un evento tan especial, es por eso que tenéis que presentarlo como se merece, y eso sólo se hace con mucho cariño y unas invitaciones de boda bien presentadas.

La presentación oficial de cualquier gran evento se merece unas invitaciones que estén a la altura, y tu boda no va a ser menos ¿no?

Teniendo todo esto en cuenta, llega el momento de elegir las invitaciones de boda que mejor os representen. Hay tantas opciones como personas, por lo que vamos a ayudarte a definir cuál es la mejor para ti:

Invitaciones de boda clásicas

Si quieres una boda elegante, elegir unas invitaciones de boda clásicas que reflejen vuestros gustos es una acertada decisión.

Las invitaciones de boda clásicas se caracterizan por un texto sobrio y marcado, un formato determinado (generalmente A5) y tipografía con tendencia a la caligrafía clásica.

Algunas personas deciden darle un “punto de color” a estas invitaciones de bodas a través del sobre, ya sea con un sobre de color o con un sobre forrado.

Son las invitaciones más conocidas y las más vistas, por lo que no suelen provocar grandes reacciones.

Nuestro consejo es darle una vuelta a ese tipo de invitación. No conformarse con un tarjetón blanco manuscrito y un sobre bonito. Haz algo más.

Invitaciones de bodas originales 

Si habéis decidido hacer de vuestra boda una gran fiesta y queréis que marque vuestra personalidad, tenéis que escoger unas invitaciones de bodas originales, poco vistas y fuera de lo común.

Si queréis que vuestra boda se recuerde durante mucho tiempo y los detalles marquen la diferencia, tenéis que elegir una papelería original que se relacione con todos los detalles que estáis cuidando.

Por ejemplo, si os casáis una tarde de verano al aire libre, os gustan los colores pasteles y vuestra boda va a ser muy romántica con aires campestres, busca una invitación que exprese eso. Así lograrás que la invitación tenga coherencia con el resto de la boda y que todos los elementos formen parte de ella.

Invitaciones de bodas personalizadas 

Si quieres una boda mucho más personal, que os identifique totalmente, optar por unas invitaciones de boda personalizadas es lo mejor.

En ellas se contará vuestra historia de la forma que más os identifique, se utilizarán los colores que son importantes para vosotros o que habéis escogido para el resto de la celebración, se tendrán en cuenta detalles únicos y personales que con una invitación de “catálogo” nunca vais a poder escoger.

Este tipo de invitaciones son las que más ilusión hace al entregarlas, ya que estáis entregando un trocito de vosotros. Son invitaciones totalmente exclusivas que realizaréis junto con el profesional que escojáis, llenos de ilusión.

Hay muchas formas de hacer una invitación personalizada. Buscad el estilo que mejor vaya con vosotros y dejar volar vuestra imaginación.